6 números clave en la lucha contra la polio

Gracias a la colaboración mundial entre entidades públicas y privadas, los casos de poliovirus se han reducido en un 99.9% en los últimos 30 años. Sin embargo, todavía queda mucho por hacer.

Estamos muy cerca de erradicar una enfermedad humana por segunda vez en la historia. Gracias a la colaboración mundial entre entidades públicas y privadas, los casos de poliovirus se han reducido en un 99.9% en los últimos 30 años. Sin embargo, todavía queda mucho por hacer.

Aún antes de alcanzar ese hito, los conocimientos y la infraestructura desarrollados para la lucha contra la polio se están aplicando a otros desafíos mundiales.

3 países donde la polio es aún endémica

En 2016, menos de 40 niños sufrieron parálisis debido a la poliomielitis: el número más bajo de la historia. Esta es una impactante disminución con respecto a los 350 mil casos anuales que se registraron en 125 países en 1985 (año en que Rotary International inició un esfuerzo mundial para erradicar esta terrible enfermedad).

En 1988, la Organización Mundial de la Salud, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos, el UNICEF y, más recientemente, la Fundación Gates se sumaron a los esfuerzos de Rotary para crear la Iniciativa Mundial para la Erradicación de la Polio (GPEI por sus siglas en inglés).

Actualmente, el virus está confinado a unas pocas zonas de tres países: Pakistán, Afganistán y Nigeria.

En respuesta a esta situación, Nigeria intensificó las actividades de vigilancia para determinar en qué zonas circula el virus.

En Pakistán, se utilizan tácticas innovadoras para concentrar las campañas de inmunización contra la polio. Se brinda capacitación para trabajadores sanitarios en el uso de datos recolectados con teléfonos celulares lo que permite registrar en tiempo real la cobertura de las actividades de inmunización y completar las encuestas de salud pública de las poblaciones.

En Afganistán, el programa sigue adaptándose con el propósito de abarcar la cantidad máxima posible de niños a pesar de la inestable situación del país.

155: número de países involucrados en el mayor reemplazo coordinado de vacunas de la historia

Existen tres cepas distintas del poliovirus. Una vez eliminada una cepa (el tipo 2 fue oficialmente erradicado en septiembre de 2015), debemos emplear vacunas que se corresponden con las cepas del poliovirus aún presentes.

Esta transición es una tarea masiva que requiere considerables fondos y coordinación para lograr una hazaña sanitaria mundial nunca antes intentada.

Para dar una noción de la magnitud de este esfuerzo, cabe mencionar que el mayor y más rápido reemplazo mundial coordinado de vacunas de la historia (dirigido a los tipos 1 y 3 del poliovirus) se realizó satisfactoriamente en un período de dos semanas, en abril de 2016, con la participación de 155 países.

US$ 60.000 millones: costo anual de las epidemias causadas por enfermedades infecciosas

La propagación de enfermedades infecciosas está constantemente entre los 10 mayores riesgos del mundo en términos de impacto. La erradicación de la polio significará que esta enfermedad debilitante nunca más dejará paralítico a un niño. Sin embargo, debemos usar los conocimientos y la infraestructura que la GPEI ha desarrollado a lo largo de muchos años para enfrentar otras amenazas mundiales contra la salud.

Ya se está progresando de manera extraordinaria en cuanto a mejorar la salud de los niños. Esto ha reducido el índice de muertes infantiles causadas por otras enfermedades prevenibles en países con una fuerte infraestructura contra la polio. En la actualidad, es frecuente el suministro de las gotas de la vacuna contra la polio junto con otros servicios esenciales, como apoyo nutricional, atención médica primaria y otras vacunas.

Al identificar la superposición entre lo que ofrece el programa contra la polio y las prioridades para fortalecer los sistemas de salud nacionales, podemos contribuir a un cambio duradero en beneficio de la salud mundial y reducir considerablemente la discrepancia en lo que respecta al impacto de las enfermedades infecciosas entre los países con ingresos medios y los países más pobres.

20 millones: número de voluntarios participantes

Desde el inicio de la GPEI en 1988, Rotary y otros voluntarios han recaudado fondos, sensibilizado al público y abogado para que sus gobiernos nacionales apoyen la erradicación de la polio.

Los voluntarios pueden administrar las dos gotas de la vacuna oral contra la polio a los niños y participar en los Días Nacionales de Inmunización, durante los cuales se intenta vacunar a todos los niños menores de cinco años en países endémicos o con riesgo de adquirir esa enfermedad. Millones de trabajadores sanitarios están también ayudando a que lleguemos a todos aquellos niños nunca antes vacunados.

US$ 1.500 millones: suma necesaria para erradicar la polio

Esto puede parecer caro. Sin embargo, según las palabras del Dr. Jonas Salk, creador de la primera vacuna eficaz contra la polio: “¿Qué es más importante? ¿El valor para el ser humano del dólar o el valor del ser humano en dólares?”

El financiamiento ya ha contribuido a muchos éxitos importantes de nuestro programa. En 2016, Rotary subvencionó el trabajo de 52.676 vacunadores y 2.528 supervisores en Irak para mantener una fuerte cobertura de inmunización. Las inversiones hechas para erradicar la polio también están contribuyendo a futuras metas sanitarias mediante la documentación de conocimientos, lecciones aprendidas y el despliegue de los recursos del programa.

Los fondos también posibilitan la extensa red de vigilancia epidemiológica y de laboratorios del programa para determinar dónde está (y dónde no está) presente la polio: una tarea minuciosa dado que solo uno en 200 casos de polio causa parálisis. Esta red ya es fundamental para enfrentar desafíos contra la salud pública más allá de la poliomielitis, como la enfermedad causada por el virus del Ebola.

Aunque sin duda nos queda mucho por hacer y fondos por recaudar, confiamos en el buen trabajo de nuestros voluntarios y socios para ayudarnos a lograr nuestra meta. Aquí puedes obtener información e inspirarte con nuestras historias y éxitos: Verdaderamente, tenemos a nuestro alcance un mundo libre de polio.

4: factor que indica en qué medida los ahorros exceden los costos de la erradicación de la poliomielitis

Al considerar la inmunización como una inversión en la salud pública, su valor es increíblemente bueno. Por cada dólar gastado en vacunaciones en Estados Unidos se ahorran 3 dólares en costos directos de atención médica y 10 dólares a nivel social. Un mundo libre de polio producirá enormes ahorros y reducirá los costos de atención médica hasta en US$ 50.000 millones hasta el año 2035. En realidad, ya hemos ahorrado US$ 27.000 millones desde el inicio de la GPEI y el 85% de los ahorros corresponde a los países con bajos ingresos, sin mencionar el invaluable alivio del sufrimiento humano.

En cambio, si permitimos que la polio se propague nuevamente, costaría más de US$ 35.000 millones en gastos de tratamiento y pérdidas económicas. Por lo tanto, es obvio que debemos comprometer todos nuestros recursos para concretar esta meta de una vez y para siempre.

Este artículo forma parte de la Reunión Anual del Foro Económico Mundial 2017. Haz clic aquí para ver más gráficos.